SOMOS AMICUM

¡Únete a nuestra comunidad!

Image Alt

Centro AMICUM

La educación financiera

.

Como vimos en el artículo anterior, hay diversos factores que influyen en nuestro comportamiento financiero. Uno de ellos es la educación que recibimos y el conocimiento que hemos adquirido. Mientras mayor sea el conocimiento sobre finanzas, mayor será nuestra capacidad para ahorrar, planificar y acumular ganancias. De lo contrario, será más difícil tomar buenas decisiones.

En 2017, la revista INFAD de psicología publicó un artículo que reveló el escaso conocimiento que estudiantes mexicanos tienen sobre temas financieros. Cerca de 400 alumnos de secundaria del estado de Veracruz fueron encuestados respecto a tópicos como gasto, crédito, ahorro, inversión y administración del dinero. Los resultados demostraron que los temas más desconocidos son la inflación, el seguro de automóviles y los seguros de vida. Por otro lado, temas como el de canales de ahorro, pensiones y la existencia de instituciones crediticias fueron más familiares.

Los gráficos a continuación representan el porcentaje de alumnos encuestados que domina temas específicos.

Frente a estos resultados, los autores del artículo hacen hinca pie en la importancia de que se incluyan temas financieros en el currículo escolar. Es decir, que aprendan sobre los conceptos financieros, instituciones y organismos involucrados, productos y servicios, entre otros factores. Al abordar estos temas el alumno podrá desarrollar habilidades y capacidades del manejo de las finanzas personales y así estará mejor preparado para enfrentar la vida adulta.

Juan Carlos Niño de Guzmán, doctor en Administración y Negocios concuerda con esta visión y señala que el nivel educativo influye directamente en el comportamiento financiero de las personas. Personas en los niveles socio-económicos más bajos y sin acceso a una buena educación, por ejemplo, tienen más probabilidades de tomar malas decisiones. «Si no aprenden a leer bien, a realizar operaciones matemáticas, ni a practicar la lógica para pensar mejor, tampoco sabrán si están haciendo un buen negocio cuando compran un televisor de 50 pulgadas para pagar “1 dólar diario por 36 meses «

.

La educación financiera empieza en el hogar

La educación formal es una herramienta que contribuye a la formación del individuo y le permite desarrollar sus capacidades en las más diversas áreas. No obstante, al administrar las finanzas es necesario poner en práctica principios que se enseñan en el hogar. De acuerdo con José Antonio Castillo, economista y magister en diferencia social, es en el día a día donde se aprende a valorar lo material, a establecer prioridades y entender cómo funciona el ahorro.

Castillo resalta que para ser buenos administradores debemos tener una idea clara de cuáles son nuestras necesidades y de esa forma establecer prioridades. Así sabremos qué decisión tomar al momento de gastar. Otro aspecto importante es la disciplina. Por más que tengamos nociones claras de cómo administrar el dinero, si no tenemos fuerza de voluntad, será en vano. Estos dos aspectos deben ser practicados en casa y no sólo los adultos deben participar. «Les doy propina a mis hijos para que aprendan a administrar, a priorizar gastos y a tener disciplina. Cuando vamos de viaje ellos saben que no les daré dinero para sus gastos, así que eso los motiva a ahorrar», comenta José Antonio.

.

Si hasta ahora te ha costado establecer prioridades y actuar con disciplina, de seguro te gustará participar del foro de Finanzas Personales. Allí podrás compartir tu experiencia y recibir orientación.

Pero antes, recuerda pedir sabiduría para empezar a hacer cambios en tu vida.

.

Y si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que se la pida a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Santiago 1:5

Periodista y productora de contenido de la Universidad de Montemorelos Virtual.

Escribe tu comentario